Por pedido de la UFI Nº6, un grupo de psicólogos elaborará un informe para determinar si la violenta golpiza contra el nene de 10 años es un hecho aislado o se trata un caso sistemático

22 de Septiembre de 2022

Fragmento del video que se viralizó en redes.

Poco después de las 8 de la mañana de hoy miércoles, un gabinete de peritos psicológicos de un Juzgado de Familia de Berazategui comenzó a entrevistar al esposo y a los hijos de L., la enfermera que fue filmada mientras le propinaba una salvaje golpiza al menor de sus hijos, de apenas 10 años. Según revelaron fuentes de la investigación a Infobae, el objetivo de la medida ordenada por la fiscal María Jimena Elesgaray, titular de la UFI Nº6 y especializada en violencia familiar y de género, es doble: saber exactamente qué paso durante la secuencia que se observa en el video pero también determinar si detrás del ataque se esconde una situación de maltrato infantil sostenida en el tiempo o simplemente fue un hecho aislado.

El informe será clave para que la fiscal pueda resolver si le pide al juez de Garantías la detención de la acusada.

Ayer,en diálogo con este medio, el marido de la acusada minimizó el hecho y aseguró que en ningún momento su mujer arrojó por la escalera al chico, tal como aseguró el mayor de sus hijos, el adolescente de 15 años que filmó toda la agresión y viralizó el video. “Mi hijo inventó eso”, dijo el hombre. A partir de esa contradicción es que ahora la Justicia tratará de establecer con certeza qué ocurrió. “Ellos son los que van a determinar si eso es verdad o no”, remarcó la fuente judicial.

Una vez que las entrevistas se completen y se recopilen más testimonios de testigos, la fiscal Elesgaray hablará con la familia de la enfermera. Lo más importante -admiten desde la Justicia- era resguardar a los dos menores y construir con argumentos sólidos la acusación.

En ese sentido, Elesgaray busca realizar una evaluación más completa, escuchar a los chicos posteriormente y realizar la imputación que corresponda. “Se quiere saber si es por el hecho puntual que se conoce en el video o si hay situaciones anteriores de maltrato infantil. La fiscal no quiero dejar de lado y solamente investigar este último hecho que está más que probado”, aclararon investigadores. La idea es entonces reunir toda la prueba posible, ya sea con el testimonio de vecinos o de los menores a través de los peritos que son los que saben obtener un testimonio de un menor de edad.

Se espera que los informes finales tarden varios días. Entonces, la fiscal sabrá si cuenta con elementos para pedir la detención y una posible prisión preventiva.

La acusada es enfermera un hospital público de BerazateguiLa acusada es enfermera un hospital público de Berazategui

En ese sentido, desde la Justicia explicaron que si bien la imputación es la misma independientemente de que sólo sea por el video, la acusación y el pedido de detención ganarían fuerza si se comprueba que eran agresiones sistemáticas. “Son lesiones que se curan en un mes y por más aberrante que sea el hecho, no es lo mismo a saber si son chicos que estaban siendo sometidos a violencia o sólo fue lo de la filmación. Para eso se necesita prueba porque no es un delito grave”, agregaron. Otro elemento a tener en consideración es que los chicos no están en peligro en este momento, algo que inclinaría la balanza a favor de la acusada.

En cuanto a la investigación, lo que viene ahora es que el Juzgado de Familia resuelva si la guarda provisoria de los chicos se convierte en permanente o si ordena una revinculación de la mujer con ellos.

Un video espeluznante y la defensa de padre

La Justicia tomó conocimiento del caso el miércoles luego de que las imágenes se viralizaran. En el video se observa primero cómo la mujer con increíble saña petea al chico indefenso en el piso y luego lo agarra de la remera para zamarrearlo.

La víctima, completamente indefensa, se deja caer nuevamente y apenas se agarra la cabeza para protegerse. “¿Por qué me pegás?”, le pregunta. En el medio, llora desconsoladamente. Mientras, el hermano mayor aprovecha para filmar y escrachar a su propia madre para ver si logra detener el ataque de ira. La mujer sólo le dice que se calle.

Mirá, lo tiró por la escalera. Lo revoléo de la escalera. Mirá, lo tiró ella. Lo tiró, lo tiró”, dijo el adolescente. La mujer apenas levanta la mirada. Ni se inmuta ante la acusación del joven. Gracias a que el ataque se dio a conocer a través de las redes sociales y fueron miles los que observaron lo que pasó, intervinieron la Comisaría de la Mujer y la fiscal Elesgaray.

“Cuando saltó todo esto, yo le dije: ‘Ahora no podés andar haciendo lo que querés porque te pueden filmar y te cagan la vida’. Se lo dije porque ella es calentona, putea”, dijo el marido de la acusada ayer a este medio. Hoy deberá ratificar frente a la Justicia si fue algo del momento o si en cambio revela si su mujer es una persona violenta.